Baño de pies Relajante con sal amarina y aceite esencial de Lavanda.

¡SUAVIDAD Y FRESCURA PARA LOS PIES!

 

 

·        Ayuda a eliminar el mal olor de los pies.

·        Ayuda a eliminar el exceso de sudor.

·        Mejora la circulación sanguínea.

·        Regula las glándulas sudoríparas  de la piel.

·        Elimina la inflamación de la piel.

·        Elimina el dolor de los pies.

·        Elimina los callos de los pies.

·        Elimina la piel dura de los pies.

·        Ayuda a recuperar los talones agrietados.

·        Elimina las rozaduras de los pies.

·        Elimina los hongos de las uñas y pies.

·        Tiene un efecto relajante.

·        Elimina la fatiga y el cansancio.

·        Alivia la sensación de pies pesados.

·        Tiene un efecto suavizante en la piel.

·        Mejora el sueño.

·        No contiene parabenos ni colorantes.

·        Puede ser usado por cualquier tipo de piel y edad.

·        No esta testado en animales.

1,80 € (impuestos inc.)
En stock 36 Artículos
Referencia:
41321
Comparar0
Descripción y modo empleo

 

Se sabe que desde la antigüedad, los griegos y los persas utilizaban la lavanda para los baños. Lavarse o bañarse con lavanda tiene efectos relajantes, ya que debido a sus propiedades el aceite esencial de lavanda alivia los músculos, y también es muy útil para combatir el estrés. El origen de la palabra que da nombre a la planta viene del latín “lavare”, que significa lavar.

 

 

El aceite de lavanda es probablemente uno de los aceites esenciales más utilizados tanto en aromaterapia como para otros usos. El mismo se obtiene de la planta de lavanda, cuyo nombre científico es Lavandula angustifolia, un arbusto que produce encanto tanto por sus flores como por su aroma.

 

 

Esta planta crece en muchas regiones del mundo en la actualidad, aunque es propia de la región del sur de Europa, parte de Asia y el norte de África. Y es precisamente en estos lugares donde abunda el clima y hábitat ideal para su crecimiento: mucho sol, montañas y rocas.

 

PRINCIPIOS ACTIVOS:

 

 

·        Sal marina: La sal marina limpia la piel, la nutre con los microelementos necesarios, activa el metabolismo, aumenta el tono y la elasticidad de la piel y la hace más suave y aterciopelada.

 

 

 

 

·        Lavanda: El aceite de Lavandula angustifolia nutre y tonifica perfectamente la piel, ayuda a restaurar su flexibilidad y elasticidad, mejora su aspecto general.

 

 

MODO DE EMPLEO:

 

Disuelva un paquete de sal en agua tibia. Sumerja los pies durante 15-20 minutos.

 

 

RECOMENDACIONES DE USO:

 

Si necesita un baño hasta las rodillas vierta todo el contenido del sobre, si solo necesita en baño de pies, con medio sobre por baño es suficiente, para patologías de la piel se recomienda usar al menos 3- veces por semana.

Detalles del producto
41321
visto recientemente

Menú

Ajustes